Sabemos que nuestro peso es un equilibrio entre las calorías que consumimos y las que gastamos.

Por eso, con la reducción de calorías se consigue adelgazar, lo cual no es fácil de conseguir si no se siguen las pautas adecuadas marcadas por nuestro equipo de especialistas.

Existen muchos métodos eficaces para adelgazar que, combinados con una dieta adecuada y un plan de actividad física, consiguen resultados asombrosos en las personas con grados importantes de sobrepeso.

adelgazar_metodo_pose

Si no conseguimos adelgazar con dieta y con un adecuado programa de ejercicios y nuestro IMC se sitúa entre 30 y 40, tenemos la posibilidad de someternos a una cirugía primaria de obesidad endoluminal, más conocida por sus siglas en inglés POSE (Primary Obesity Surgery Endoluminal).

Sin embargo, muchos de estos métodos para perder peso resultan invasivos y requieren hospitalización, lo cual provoca cierta preocupación y rechazo entre quienes deben elegir un tratamiento eficaz para adelgazar.

El Método POSE viene a resolver esta preocupación de los pacientes, ya que se trata de un eficaz procedimiento de reducción de estómago pero sin incisiones ni cicatrices.

banner_peso_saludable

 ¿Cómo se realiza el Método POSE?

El Método POSE  (Primary Obesity Surgery Endoluminal o Cirugía Primaria de Obesidad Endoluminal) consiste en una cirugía para la reducción de estómago que se realiza mediante la introducción de un endoscopio flexible a través de la boca con los instrumentos necesarios para realizar la intervención.

Una vez en el interior del estómago, se realizan varios pliegues en el fundus gástrico con el fin de reducir la capacidad del estómago. El Método POSE se realiza bajo anestesia general y tiene una duración media de 40 minutos, dependiendo siempre de las características del paciente y del número de pliegues que deban realizarse.

Al cambiar la forma del estómago y reducir su capacidad, el paciente alcanza mucho antes el punto de saciedad, por lo que consume una menor cantidad de alimentos y, en consecuencia, menos calorías.

El Método POSE está especialmente indicado en las personas cuya obesidad oscila entre los grados 1 y 3, es decir, las que tienen un índice de masa corporal (IMC) entre 30 y 40, siendo este último IMC el que se corresponde con situaciones de obesidad extrema o mórbida.

Reducción de estómago sin cirugía

Y es que en los casos de obesidad leve, esta cirugía está dando buenos resultados, ya que consiste en una reducción de estómago donde no hay incisiones y por lo tanto no hay cicatrices.

Como en toda la cirugía de la obesidad, la intervención por sí sola no soluciona nada si no se sigue un plan nutricional y de actividad física. En este sentido, es necesario que hablemos con nuestro equipo de especialistas, integrado por médicos, nutricionistas y psicólogos, para plantearnos objetivos reales en la pérdida de peso y en la ganancia de salud.

¿Cuándo notamos los primeros resultados del Método POSE?

Con el Método POSE la pérdida de peso empieza a ser evidente a partir de la cuarta semana tras la intervención. Pero como la mayor parte de los procedimientos para el tratamiento de la obesidad, el proceso no termina aquí.

Para alcanzar los objetivos de pérdida de peso y, sobre todo, para mantenerlos en el tiempo, es fundamental seguir una dieta personalizada, supervisada por un equipo multidisciplinar,  y un programa de actividad física que ayudarán a consolidar unos hábitos de vida saludables y duraderos.

En este sentido, el paciente cuenta siempre con el apoyo de especialistas en nutrición que elaborarán un plan de alimentación personalizado, y en psicología, quienes le acompañarán en todo el proceso de pérdida de peso dándole las herramientas necesarias para mantenerse firme en sus objetivos.

Tanto por su seguridad, eficacia y por lo escasamente invasivo que resulta, el Método POSE es una de las alternativas elegidas por quienes temen las intervenciones quirúrgicas que requieren hospitalización, incisiones externas y una recuperación más lenta.

De hecho, en el caso del Método POSE la intervención es ambulatoria (el paciente no suele permanecer más de 24 horas en la Clínica), no hay heridas externas, la recuperación es más rápida y apenas hay molestias. Tanto es así que en la mayoría de los casos el paciente podría someterse al Método POSE un viernes y retomar sus actividades diarias el lunes sin presentar molestias ni requerir cuidados especiales.

¿Cómo adelgazar con hábitos saludables?

Adquirir unos hábitos de vida saludables es clave para mantener la pérdida de peso que se consigue con la reducción de la capacidad del estómago lograda con el método POSE.

En unos 40 minutos, el cirujano lleva a cabo el número de pliegues necesarios en el estómago y en unos cuatro días, el paciente retoma su vida normal.

Eso sí, al principio tienes que seguir a rajatabla las indicaciones que te ha marcado tu equipo de especialistas, donde la dieta proteinada ocupa un lugar importante.

Además de seguir las pautas dietéticas recomendadas para no caer otra vez en la ganancia de peso, debes iniciarte en la actividad física.

Para eso, debes escoger lo que más te gusta e ir poco a poco marcándote objetivos claros y alcanzables. Una vez que hayamos cogido el hábito y hayamos incluido el ejercicio físico en nuestra rutina diaria, será fácil conseguir los retos marcados, ya que además de hacernos sentir bien nos ayudará a mantener la báscula donde tiene que estar.

Es recomendable seguir la actividad física que te va marcando tu equipo de especialistas, ya que son ellos los que mejor conocen tu estado de salud y tus capacidades para lograr la meta marcada. Así, no te quedarás por el camino.