¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es un trastorno que se produce cuando el endometrio o tejido que recubre las paredes del útero, que normalmente se descama con la regla, aparece en lugares que no le corresponden, por ejemplo, en las trompas de Falopio, los ovarios, vejiga, etc. Un 10% de las mujeres en edad fértil sufre endometriosis.

Los endometriomas

El endometrio es un tejido que crece, se descompone y sangra con cada regla, pero cuando aparece en un lugar distinto al útero, no puede expulsarse.
Si este crecimiento se produce en los ovarios, el tejido descompuesto y el sangrado se acumulan en forma de quistes llamados endometriomas o que por su aspecto, también se llaman quistes de chocolate. Estos quistes se presentan en el 17- 44% de las pacientes con endometriosis.

Síntomas de la endometriosis

Aunque se trata de una enfermedad benigna que en algunas mujeres no presenta síntomas, a veces, la endometriosis resulta muy limitante a la hora de llevar una vida normal.
Los síntomas más comunes incluyen entre otros:

  • Dolores abdominales que coinciden o no con la menstruación.
  • Dolor a la hora de mantener relaciones sexuales.
  • Problemas para quedarte embarazada.
  • Dolor con la defecación y la micción.

Si se presenta dolor intenso y repentino en la zona de la pelvis, se debe buscar atención médica inmediata. Por lo general, los endometriomas se ven fácilmente con una ecografía en una revisión ginecológica rutinaria, por ello es tan importante acudir a la consulta ginecológica al menos una o dos veces al año.

La media de edad en la que se suele diagnosticar la endometriosis está entre los 30 a los 45 años.

Causas de la endometriosis

El origen de la endometriosis no está claramente establecido, se considera que su causa puede deberse a múltiples factores, aunque  la razón que más peso tiene es padecer una menstruación retrograda, que consiste a que durante la menstruación el paso del material endometrial desde el útero fluye para atrás, es decir, a través de las trompas de falopio y hacia la cavidad abdominal, por lo que el tejido endometrial se implanta y se desarrolla en una ubicación errónea.

Por el momento no se ha podido demostrar que la endometriosis sea hereditario, pero sí sabe que hay un componente familiar que multiplica las opciones de desarrollar endometriosis si tenemos una madre o hermana afectada.

Endometriosis y fertilidad

Si tienes endometriosis, es posible que te sea más difícil quedar embarazada. Del 30% al 40% de las mujeres con endometriosis pueden experimentar infertilidad.
La endometriosis influye en la fertilidad de diferentes maneras:

  • En el ovario impide que este produzca óvulos útiles para la fecundación.
  • En las trompas de Falopio desarrolla cicatrices que obstaculizan el paso de los óvulos y los espermatozoides.
  • Causa inflamación y modifica la anatomía de la pelvis por las múltiples adherencias que provoca.
  • Altera el funcionamiento del sistema inmunológico
  • Produce desequilibrios hormonales que dificultan que el óvulo, una vez fertilizado, se implante en la pared uterina y el embarazo progrese.

Tratamiento para la endometriosis

Actualmente no existe cura para la endometriosis, pero se puede tratar y controlar el dolor y la infertilidad que puede producir.
Para determinar cuál es el mejor tratamiento se valora la edad, la gravedad, si la paciente desea tener hijos, etc.
No todos los tratamientos son efectivos para todas las pacientes.

Tratamiento farmacológico para la endometriosis

Para el dolor se utilizan fármacos, dependiendo de la gravedad del caso. Los analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como la aspirina, ibuprofeno, naproxeno, etc., son efectivos para dolores e inflamaciones leves.
Los tratamientos hormonales retrasan el crecimiento y la actividad del endometrio.
También evitan la aparición de nuevas zonas de endometriosis y la formación de cicatrices, pero no eliminan las ya existentes.

Tratamiento quirúrgico para la endometriosis

La cirugía alivia en gran medida el dolor5 y también aumenta las posibilidades de embarazo. Las técnicas más utilizadas varían en función de la gravedad de la endometriosis:

Laparoscopia para la endometriosis

Consiste en hacer dos pequeñas incisiones en el abdomen a través de las cuales se realiza la extirpación del quiste extrae el tejido. Aunque requiere anestesia general, es poco invasiva.

Laparotomía para la endometriosis

Este procedimiento es más complicado e infrecuente. La operación se realiza a través de una incisión similar a la de las cesáreas y el tiempo de recuperación es más largo.

¿Podré quedarme embarazada tras una cirugía de endometriosis?

Estos tratamientos restablecen la anatomía normal y permiten que los órganos reproductivos vuelvan a funcionar con mayor normalidad.
Las probabilidades de quedar embarazada mejoran después del tratamiento quirúrgico, sobre todo si la endometriosis es moderada. Actualmente, la endometriosis en la paciente que desea gestación tiende a tratarse evitando la cirugía en lo posible. Sólo se interviene si la paciente tiene síntomas o se trata de un endometrioma grande. De cualquier modo, será el médico quién valore y te especifique los riesgos de este tipo de cirugía si tienes intención de quedarte embarazada.
De cualquier modo, la combinación de terapia médica y quirúrgica puede ser beneficiosa en las pacientes que intentan concebir a través de la fertilización in vitro (FIV).

Consecuencias de la endometriosis

Las consecuencias más frecuentes que provoca la endometriosis son el tener dolor pélvico crónico y la esterilidad. En situaciones muy poco frecuentes puede generarse una obstrucción en el tracto gastrointestinal o del sistema genitourinario. En esos casos es necesario intervenir quirúrgicamente.