Si ya tienes fijada la fecha de tu boda y te quedan unos seis meses por delante, es el momento ideal para hacerte un peeling químico, que te haga lucir estupenda en tu gran día.

El objetivo del peeling químico facial, es mejorar el aspecto de la piel castigada por el sol o por el envejecimiento prematuro. Este tratamiento mejora la textura y el color de la piel, y ayuda a rejuvenecerla, desde eliminar manchas en la cara, hasta las pequeñas arrugas.

Dependiendo de la profundidad del peeling la recuperación será más rápida o necesitarás unas cuantas semanas para que tu piel se recupere y quede perfecta.En el caso de un peeling químico profundo, debes hacerlo aproximadamente unos seis meses para ver los resultados definitivos.

¿En qué consiste el peeling químico?

El peeling químico facial consiste en exfoliar la piel mediante la aplicación de unas sustancias químicas que eliminan progresivamente las distintas capas de la epidermis, lo que hace que la piel se desprenda y regenere con el paso de las semanas. De esta manera, se consigue más luminosidad y un aumento de la producción de colágeno y elastina, que son las responsables de dar tono y firmeza a la piel.

Tipos de peeling químico

Existen varios tipos de peeling químico dependiendo de la sustancia que se utilice: (fenol, ácido glicólico, tricloracético, ácido salicílico y kójico), lo que quieras tratar: (despigmentante, antiacnéico o antiarrugas) y también de su profundidad.

Es importante que previamente hables con tu especialista sobre cuál es tu objetivo concreto y que así pueda determinar cuál es el tipo de peeling químico que necesitas, se realiza en varias sesiones dependiendo de lo que quieras eliminar y de tu tipo de piel.

El peeling superficial se realiza habitualmente con alfa-hidroxiácidos y ácido tricloroacético, entre otros, y ayuda a combatir:

  • Marcas de acné.
  • Poros abiertos.
  • Cicatrices leves.
  • Pequeñas arrugas.
  • Manchas solares, manchas de la edad, melasma y pecas.

El peeling medio se puede hacer con la aplicación de ácidos en la piel como ácido tricloroacético o ácido trocloroacético, y funciona bien para combatir:

  • Pequeñas arrugas.
  • Manchas solares.
  • Señales de envejecimiento.

El peeling profundo se hace aplicando fenol y es muy efectivo para eliminar:

  • Arrugas superficiales, medias y profundas.
  • Queratosis.
  • Manchas solares.
  • Flacidez.

¿El peeling químico facial está contraindicado en algún caso?

Sí, el peeling químico no está recomendado en personas que sufren patologías dermatológicas, como rosácea, psoriasis o eccema, o que han tomado medicamentos frente al acné en los últimos seis meses. Si es así no olvides decírselo al especialista que lleva tu caso.

Resultados y recomendaciones después del peeling químico

El peeling químico es un procedimiento ambulatorio y puedes volver a casa nada más terminado. Si se trata de un peeling profundo probablemente necesites anestesia local.

Tu piel quedará enrojecida durante algunos días después del tratamiento, y puede que te salgan costras o descamaciones.

Los días posteriores al tratamiento no lucirás tu mejor versión de ti misma, por lo que organiza tu agenda social para no tener que acudir a eventos importes en los que tengas que responder a preguntas indiscretas sobre el tratamiento que te has hecho.

En todo caso, estos efectos son completamente normales, también es importante que tras el tratamiento evites el sol durante porque la piel queda muy sensible a la luz.

Cada persona es un mundo y no todas las pieles reaccionan igual, eso hace que el peeling químico, en algunos casos, pueda tener efectos secundarios e inesperados, como hiperpigmentación, hipopigmentación, alergias, irritaciones, ampollas o dolor. La mejor manera de evitarlos es poniéndote en manos de profesionales experimentados que valoren tu piel y el tipo de peeling que más te conviene.