Ya está aquí el buen tiempo, las camisetas de tirantes, los shorts, los días de piscina y playa… En verano, No gusta tener una piel radiante, bronceada y sobre todo, libre de vello.

Existen diferentes formas de depilación que están al alcance de nuestra mano. Hablamos de métodos como el rasurado con la maquinilla, cremas depilatorias, y la eliminación de raíz con la cera depilatoria.

Pero si lo que buscas es olvidarte del vello a largo plazo y para siempre, nuestra recomendación es un método seguro, cómodo, poco invasivo, eficaz, indoloro y personalizado, hablamos de la depilación láser, uno de nuestros tratamientos estrella en esta época del año.

En nuestras clínicas, el primer paso es siempre una primera consulta de valoración gratuita.Un médico analizará el tipo de vello del paciente para determinar que láser es el más adecuado. Dentro de los diferentes tipos de depilación láser, encontramos estos cuatro:

  • láser alejandrita
  • láser soprano
  • láser diodo
  • láser neodimio-yag

La diferencia entre ellos, está en la longitud de onda a la que trabajan, lo que hace que sean más o menos adecuados para un tipo de vello u otro. Gracias a esta variedad de tratamientos en depilación láser, podemos tratar todo tipo de vello en todo tipo de pieles, incluso las más bronceadas.

Como recomendaciones generales, antes y después de someterte a una sesión de depilación láser, aconsejamos no exponerte al sol mínimo 15 días antes y una semana después de la sesión, debido a los efectos que tiene sobre la piel. Aún así, antes de la sesión, se realiza al paciente un test de intensidad, para comprobar cuál es la más adecuada para tu tipo de vello y piel. Siempre bajo la supervisión de un médico especialista en medicina estética.

Una vez realizada la primera sesión de fotodepilación, el vello puede tardar en caerse hasta 10-15 días. Dependiendo de las zonas y del tipo de vello de cada paciente, se pueden necesitar desde 4 a 12 sesiones para conseguir una reducción que puede oscilar entre el 85%-100% del total.

Además, en los casos de foliculitis, inflamación de uno o más folículos pilosos que se puede presentar en cualquier parte de la piel, con la fotodepilación médica desaparece el problema con sólo una sesión ya que es un tratamiento ideal para esta patología.

Te recomendamos que antes de decidirte por un centro de depilación, te asegures de que cumpla con una serie de requisitos mínimos técnicos, higiénicos, de seguridad de los equipos y del establecimiento, así como que cuenten con personal cualificado.