La depilación perianal masculina cada vez es más frecuente, pues son muchos los hombres que demandan este tipo de depilación para sentirse más cómodos y mejorar estéticamente.

Durante años la depilación masculina ha sido un tema tabú.

Antes, la depilación masculina solo parecía justificada en el caso de los deportistas, por aquello de que podía mejorar o marcar la diferencia en cuanto a rendimiento se refiere, pero los tiempos han cambiado y la depilación láser masculina se ha convertido en una solución estética habitual entre los hombres que quieren eliminar el vello y verse mucho mejor.

Espalda, hombros, brazos, piernas… cualquier zona es susceptible de un tratamiento de  láser, incluso la depilación perianal masculina, que comprende la eliminación del vello de la zona del ano, perineo, testículos, ingles, pubis y glúteos.

El mejor método para la depilación perianal masculina

Las maquinillas pueden causar heridas y hacer que algunos pelos se enquisten, y al igual que las cremas depilatorias, pueden provocar la irritación de la piel ya que se trata de una zona muy sensible. La cera, por su parte, resulta dolorosa y aunque el resultado es más duradero que con la maquinilla o la crema, obliga a programar cada dos meses las sesiones de depilación.

Por lo tanto, si estás pensando en una depilación perianal masculina segura y definitiva, estos son los beneficios de la depilación láser:

  • Es cómoda e higiénica
  • Es definitiva, y tras unas pocas sesiones te olvidas para siempre de la depilación.
  • No es dolorosa.
  • Es segura y no tiene efectos adversos.

¿Cómo se hace la depilación perianal masculina?

En primer lugar, debes acudir a un centro especializado donde hagan un primer análisis de tu tipo de piel y vello.

Esto es porque la piel puede ser más o menos sensible a los tratamientos, y la calidad, grosor y fuerza del vello pueden influir en los resultados. El análisis de todos estos aspectos le ayudará al especialista a determinar el tipo láser más adecuado para la depilación perianal masculina.

El láser lo que hace es emitir un haz de luz que provoca una fototermólisis selectiva, esto quiere decir que genera mucho calor sobre las células germinativas del vello, ese calor las destruye.

El haz de luz del láser es capaz de hacer este trabajo al detectar la melanina del cabello, que es la que le proporciona su coloración oscura. Por ello el láser es más eficaz en los vellos oscuros que en los claros o canosos, que apenas tienen melanina.

El láser es más eficaz en los vellos oscuros que en los claros o canosos

El hecho de que el láser se guíe a través de la melanina hace que necesites varias sesiones para acabar con todo el vello.

La primera sesión eliminará una gran cantidad de vello, y en las siguientes se podrá eliminar el pelo que en la primera sesión aún estaba en crecimiento con poca melanina, y así sucesivamente.

Será el especialista quien determine el número y la frecuencia de las sesiones que necesites, que habitualmente suelen espaciarse cada mes y medio o dos meses. 

Lo que debes tener muy claro es que no es un tratamiento doloroso, aunque es un poco molesto, de cualquier modo, para garantizar el máximo confort se aplica una crema anestésica que hará que se duerma la zona disminuyendo esas molestias.

 

Hidratar la zona y Protegerla del sol 

Después de cada sesión, debes aplicar durante al menos una semana, una crema hidratante para prevenir cualquier irritación de la zona, además de protegerlo del sol, sobre todo en verano. En definitiva, existen muchas técnicas de depilación perianal masculina, como las cremas, la cera o las maquinillas, pero ninguna es tan eficaz, higiénica y, sobre todo, definitiva como la depilación láser.