Método Apollo y método Pose: reducción de estómago para perder peso

El método Apollo y el método Pose son dos técnicas muy similares dirigidas a ayudar al paciente a perder peso. Tanto uno como otro son métodos de reducción de estómago sin incisiones, estos procedimientos se llevan a cabo por vía endoscópica, lo que permite no dejar ninguna cicatriz abdominal externa como las producidas por la laparoscopia. A pesar de ello y, para mayor seguridad del paciente, ambas dos se deben realizar bajo anestesia general. Pero es un procedimiento mínimamente invasivo, rápido, seguro y ambulatorio o de mínima estancia hospitalaria.

Estos procedimientos están dirigidos a pacientes que hayan intentado otras alternativas, como la dieta, y no hayan conseguido reducir peso. También pueden indicarse cuando se ha recuperado el peso después de someterse a otras técnicas como el balón gástrico. Es una técnica recomendada para pacientes con obesidad leve-moderada (grado I-II, es decir, con un IMC entre 30 y 40 kg/m²). También en obesidades mayores (obesidad mórbida, IMC>40kg/m²) cuando se desestima o rechaza la cirugía. La gran diferencia entre un método y otro radica en el procedimiento y en la fisiopatología de la pérdida de peso

Diferencias entre reducción de peso por método apollo y método pose

Diferencias entre método Apollo vs. método Pose

Diferencia en el procedimiento

El método Apollo y el método POSE son dos técnicas endoscópicas que se basan en la aplicación de suturas para la reducción de la capacidad del estómago. El método POSE utiliza suturas hechas de poliéster y nitinol, realizando pliegues individuales en el fundus gástrico. Reduce el estómago en un 20-25% y parece actuar de manera más directa a nivel hormonal. El método Apollo utiliza suturas de polipropileno, realiza suturas continuas en todo el cuerpo del estómago y parcialmente en fundus, remodelando el estómago en forma de “tubo o manga”. Reduce el estómago en un 35-40% del volumen y parece actuar más directamente en la capacidad del estómago y en retraso del vaciado gástrico.

Postoperatorio y recuperación

La recuperación posterior a estos procedimientos es corta. A las 4-6h se puede iniciar una dieta líquida y en 3-4días el paciente puede volver a su rutina habitual, debido a que es una intervención mediante cirugía endoscópica poco invasiva. A partir de este momento, es importante la implicación del paciente para conseguir alcanzar el objetivo deseado. Para ello, un equipo multidisciplinar de médicos: nutricionistas, psicólogos y asesores deportivos le ayudarán a conseguirlo.

Diferencia en la pérdida de peso

Ambas son técnicas eficaces, entendidas como procedimientos que consiguen una pérdida de peso total superior al 10% de peso en más del 75% de pacientes intervenidos. Con el método Apollo el paciente podrá perder entre 20 y 35 kilos. Según estudios comparativos, estos resultados son algo superiores a los obtenidos con el método POSE tradicional. Por ello, se ha diseñado la nueva versión del POSE (Endomanga o POSE 2.0), que tiende a una reducción parecida a la conseguida con sistema Apollo y con resultados parecidos, aunque sólo disponibles a 6 meses y todavía con escasos estudios actuales. Tanto uno como otro son procedimientos reversibles.

Método Apollo vs. Método Pose: ¿cuál es mejor?

Entendemos que lo importante es facilitar una adecuada pérdida de peso al paciente, mediante dispositivos y tratamientos de elevada seguridad. Tanto el método POSE como el método Apollo lo consiguen, sobre todo en aquellas personas que no se quieren someter a cirugías más agresivas. Las características del equipo médico y la disponibilidad del hospital en una u otra técnica facilitará la elección de alguna de ellas.

Lee más sobre el método Apollo y el método Pose

Antes y después del método Pose: recomendaciones

No tener hambre tras el método Apollo: ¿es normal?

Primeros días con el método Apollo