¿Qué es el test de ovulación?

El test de ovulación es una prueba que permite identificar los días en los que se producirá la ovulación y, por consiguiente, de mayor fertilidad. Mantener relaciones sexuales en los días fértiles aumenta las posibilidades de conseguir un embarazo.

La ovulación es el momento del ciclo menstrual en el cual un óvulo es liberado por el folículo ovárico para que sea fecundado por los espermatozoides. Los test de ovulación miden los niveles de hormona luteinizante (LH) en la orina, que aumentan y alcanzan su pico máximo en el momento de la ovulación.

Generalmente, la ovulación se produce entre las 12 y 24 horas después de detectar el pico máximo de LH. Es entonces cuando se dispone de un periodo aproximado de 48 horas para mantener relaciones sexuales de cara a conseguir un embarazo. De ahí que los test de ovulación sean especialmente útiles para para planificar estas relaciones.

Existen distintos tipos de test de ovulación, de sensibilidad variable, que pueden comprarse en la farmacia sin receta médica.

¿Cómo funciona el test de ovulación?

El test de ovulación se debe empezar a hacer unos días antes de la fecha prevista de ovulación, y debe hacerse una o dos veces al día siempre a la misma hora, con una diferencia de unas 10 horas entre una prueba y otra. Se debe sumergir uno de los extremos de la tira reactiva o el dispositivo digital en la orina durante el tiempo que señale el fabricante e interpretarse según las indicaciones del prospecto. En las tiras reactivas, los resultados aparecen con unas rayas, mientras que en los tests digitales se muestran iconos.

Para garantizar la fiabilidad de los resultados, se recomienda no hacer la prueba con la primera orina del día, no beber mucha agua antes de la prueba ni orinar al menos cuatro horas antes de hacerla.

Tipos de test de ovulación

Los test de ovulación más utilizados son las tiras reactivas y dispositivos digitales, similares a los empleados en las pruebas de embarazo, que detectan el nivel de hormona luteinizante (LH) en la orina. Esta hormona se produce entre 24 y 36 horas antes de la ovulación. Las test de ovulación varían en sensibilidad y eficacia según el método y fabricante.

Hay otro tipo de test de ovulación que no solo mide los niveles de LH, sino también de estradiol, un tipo de estrógeno que se produce justo antes de que aumenten los niveles de LH. Esto permite identificar con mayor antelación cuándo puede iniciarse el aumento de LH.

Junto a estos tests, existen otras formas de calcular los días fértiles, como por ejemplo la medición de la temperatura basal o el método del calendario. Sin embargo, son mucho menos precisos.

Preguntas frecuentes sobre el test de ovulación

Cuando el test de ovulación es positivo, indica que la ovulación se producirá entre las 12 y 36 horas siguientes.

Para aumentar las probabilidades de embarazo, se deben mantener relaciones sexuales el mismo día en el que se detecta el positivo así como los tres días siguientes.

Cuando el test de ovulación es negativo, significa que no hay un aumento de la hormona luteinizante (LH), y en consecuencia, no se produce la ovulación.

Es importante recordar que algunas mujeres no ovulan todos los meses. Otros motivos de un test de ovulación negativo pueden ser que se haya realizado la prueba con la primera orina del día, que los niveles de LH sean demasiado bajos o que el pico máximo de LH sea muy corto.

No. El test de ovulación identifica los días de mayor fertilidad y permite planificar las relaciones sexuales, aumentando así las posibilidades de un embarazo.  Para ello se mide la hormona luteinizante (LH), cuyos niveles aumentan en el momento de la ovulación. La prueba de embarazo mide la gonadotropina coriónica humana (GCH), hormona que se segrega cuando se produce la gestación. Esta medición se puede hacer en la orina, mediante tests que se compran en la farmacia, o en la sangre.

La fiabilidad de los test de ovulación varía según el tipo y fabricante. En algunos casos puede llegar al 99%.

No. El test de ovulación predice los días fértiles en los que hay más probabilidades de conseguir un embarazo, pero no lo garantiza. El test de ovulación no debe utilizarse para confirmar un embarazo y tampoco como método anticonceptivo. Ante cualquier duda, es importante que consultes con tu ginecólogo para que te oriente sobre las pruebas o métodos más adecuados para ti, según tus necesidades.

El test de ovulación puede dar positivo durante el periodo fértil, que dura varios días, siempre que sea posible detectar la hormona luteinizante (LH).

Si el test de ovulación da positivo, la ovulación no se produce al detectar el pico máximo de hormona luteinizante (LH), sino entre 12 y 24 horas después.

Load More

Lee más sobre el test de ovulación

Cómo mejorar la reserva ovárica

Baja reserva ovárica

Proceso de inseminación artificial

Opiniones de la fecundación in vitro