Superar la frustración de no ser madre es una situación que no resulta nada fácil, pues cuando una persona o pareja desea tener un bebé y se encuentra con  una auténtica carrera de obstáculos para conseguir su objetivo puede llegar a pensar que su vida ha perdido sentido.

Recibir el diagnóstico de que existe un problema de fertilidad suele presentarse de forma inesperada, por ello, es muy importante, pasada la sorpresa inicial, tratar de gestionar la situación de la mejor manera posible, y buscar ayuda cuanto antes, la forma de afrontar esta realidad que te ha tocado vivir, va a ser determinante a la hora de poner en marcha soluciones eficaces.

¿Cómo superar la frustración de no ser madre?

Para superar la frustración de no ser madre lo importante es que trates de mantenerte fuerte y asumir que la maternidad no va a llegar en el momento exacto que habías planeado, y seguramente, tampoco de la forma que habías previsto.

Lo recomendable es que mantengas la calma para pasar por el proceso en el que tendrás que superar varios estados de ánimo y momento:

  • Shock e incredulidad: La noticia de que tenéis problemas para concebir echa por tierra vuestro plan de futuro a corto-medio plazo.
  • Negación: Pensamientos del tipo “esto no me puede estar pasando a mi” son muy habituales en estos casos.
  • Culpa: Es uno de los sentimientos más nocivos e improductivos y, sin embargo, más frecuentes, ya que la mujer tiende a culpabilizarse por no haberse cuidado lo suficiente, haber esperado demasiado para ser madre, etc.
  • Rabia y resentimiento: Surge una sensación de injusticia y de estar “peleada con el mundo” que te lleva a enfadarte con tu médico o no soportar ver a mamás que empujan los carritos de sus bebés.

Consejos para superar la frustración de no ser madre

  • Date tu tiempo para superar esta especie de duelo, pero no lo prolongues y no te regodees en la inacción ni en la pena.
  •  Sé positiva, trata de controlar la ansiedad, pues te enfrentas a una situación en la que tienes que ponerte “manos a la obra” cuanto antes, adoptando una actitud proactiva y, sobre todo, una mentalidad abierta, porque afortunadamente existen varias técnicas de reproducción asistida, que te pueden ayudar a conseguir tu objetivo.
  • Redefinir tu estrategia y, junto a tu pareja, adapta vuestros planes a las opciones de las que disponéis. En este reto, es muy importante que trabajéis en equipo con vuestro médico: es él quien os guiará sobre qué pasos tenéis que dar, cómo afrontar aquellos problemas físicos que tengan solución y cuál es la técnica de reproducción asistida más indicada en vuestro caso concreto.

Por tanto, para superar la frustración de no ser madre, los expertos aconsejan:

  1. Elaborar un plan
  2. Rodearte de especialistas en reproducción asistida que te ayudarán a tomar la decisión más adecuada.
  3. Mantener la calma y enfocar tu atención y energía en encontrar la solución al problema.

Acudir a grupos de apoyo fiv 

No obstante, seguramente tendrás momentos bajos en los que sientas que el mundo se te viene abajo, sobre todo si ya has iniciado un proceso con alguna de las técnicas de reproducción asistida (FIV, inseminación artificial), y  el primer intento no ha tenido éxito, acudir a grupos de apoyo fiv te ayudará en este proceso.

También es importante que tengas un plan B o de recurso para estas situaciones, de forma que no te desanimes y puedas seguir adelante con objetivo de conseguir un embarazo:

  • Sé realista: aunque lo que más deseas es conseguir el embarazo cuanto antes, no pierdas de vista que estos procedimientos llevan su tiempo.
  • Consulta al médico todas las dudas que te surjan: Es el más indicado para explicarte qué ocurre en cada fase, qué pruebas te van a hacer y, también, por qué pueden fallar estos procedimientos.
  • Intenta no renunciar a los otros aspectos de tu vida; mantente ocupada y date permiso para divertirte y disfrutar.
  • Evita que tu pareja gire exclusivamente en torno al tema de conseguir el embarazo. Es un error frecuente que puede aumentar la ansiedad y afectar incluso a la relación,