El ojo vago o»ambliopía» es una anomalía ocular que por lo general aparece en un solo ojo, aunque puede afectar a los dos. Quién lo padece experimenta una pérdida de agudeza visual en el ojo afectado.

Se dice ojo vago cuando éste tiene una capacidad visual inferior al del otro ojo a pesar de llevar la corrección óptica que precisase.

¿A qué edad puede aparecer?

En general, la agudeza visual de los niños se completa a los 4 años de edad, aunque depende de cada niño, sin embargo, su ojo seguirá creciendo hasta los 6 o 7 años.

El ojo vago se suele detectar fácilmente en una  revisión oftalmológica rutinaria del niño, la primera suele tener lugar a los 4 años, por tanto, puede tratarse a tiempo.

Si el ojo vago se diagnostica durante la edad adulta, es más complicado de corregir y el pronóstico habitualmente es malo, ya que el ojo está completamente desarrollado.

¿Cómo se corrige el ojo vago?

Puede corregirse siguiendo los consejos del oftalmólogo. ¡Recuerda! Cuanto antes se diagnostique, mejores serán los resultados:

El parche en el ojo

Consiste en colocar un parche en el ojo sano, de esta manera, el ojo vago se verá obligado a trabajar, y ejercitarse.

El médico suele recomendar su uso, y en función del grado del defecto visual, puede ser que el paciente deba llevarlo puesto desde 2 horas hasta 12 horas diarias, de cualquier modo, será el médico oftalmólogo quién determine, según cada caso, cuanto tiempo debe llevar el parche el paciente.

La función del parche en el ojo sano, es estimular el córtex visual dependiente del ojo vago, que es lo que hace que la visión sea nítida.

Hacer crucigramas

Parece una broma, pero este juego de rellenar con letras las casillas en blanco de un dibujo cuadrado para formar palabras, obliga a nuestro ojo vago a enfocar.

Por tanto, con ayuda del parche sobre el ojo sano, haz todos los crucigramas que puedas, pasado un tiempo, es posible que tu oftalmólogo te anime a hacer este pasatiempo sin el parche puesto.

Siempre será el médico quién lleve el control y progreso para lograr fortalecer la visión de tu ojo vago.

Leer periódicos, revistas, libros.

El oftalmólogo suele recomendar la lectura del libros, pues la letra suele ser más pequeña y obliga al ojo vago a esforzarse más para enfocar, de cualquier modo, lo importante es leer ya sea un periódico, revista, folleto, etc.

Te recomendamos que leas con el parche puesto en el ojo sano.

Pasado un tiempo, el oftalmólogo determinará si este ejercicio de lectura está ayudando a corregir el ojo vago.

Lentes de contacto

Cuándo se detecta el ojo vago en adolescentes, y la diferencia de graduación entre uno y otro es muy grande, se pueden adaptar unas lentillas al paciente para que poco a poco, logre igualar en su cerebro la visión y nitidez de las cosas en los dos ojos.

Llevar a cabo todas estas prácticas recomendadas por tu oftalmólogo, tienen con objetivo estimular el ojo vago para una correcta coordinación con el otro ojo a nivel cerebral, así, la visión a través de ambos ojos será equilibrada y armónica.