La estenosis es un estrechamiento anómalo de un conducto u orificio del organismo. Este estrechamiento puede estar presente desde el nacimiento o desarrollarse a lo largo del tiempo debido a la presencia de tumores, engrosamiento o hipertrofia, o por infiltración y fibrosis de las paredes valvulares.

Tipos de estenosis

Cualquier orificio del cuerpo puede sufrir una estenosis, y puesto que nuestro organismo tiene muchos, hay distintos tipos de estenosis y una gran variedad a la hora de clasificarlas. Algunas de las más comunes son:
• Estenosis vasculares.
• Estenosis digestivas.
• Estenosis de la vía aérea.
• Estenosis urológicas.
• Estenosis neurológicas.
Asimismo, dentro de estas podemos destacar las siguientes:

Estenosis aórtica

Este tipo se produce cuando la aorta, la principal arteria que lleva sangre fuera del corazón, se estrecha, lo cual disminuye el flujo de la sangre.

La consecuencia de esta estenosis es que el corazón deberá trabajar más para bombear la sangre al resto del cuerpo y con el paso del tiempo este esfuerzo puede causar problemas y la debilitación del músculo cardíaco.

Los síntomas que pueden avisar de la estenosis aórtica son dolor en el pecho, sensación de mareos o desmayo al realizar actividades, fatiga, dificultad para respirar, problemas para aumentar de peso o ausencia de apetito, y tener los tobillos y los pies hinchados. El tratamiento de la estenosis aórtica dependerá de la gravedad y en algunos casos puede incluir cirugía para reparar o reemplazar la válvula.

Estenosis de columna

Se produce debido a un estrechamiento de los espacios que hay dentro de la columna vertebral, lo que provoca un aumento de la presión sobre los nervios que están en la columna.

Causas y síntomas

Este tipo es más frecuente en personas que tienen artrosis. En algunas personas la estenosis de columna no tiene síntomas, aunque lo más frecuente es que presenten signos de alarma, como debilidad muscular, hormigueo, entumecimiento o dolor que pueden agravarse si no se trata. En casos en los que la estenosis de columna ha empeorado mucho, se recomienda realizar una cirugía para aumentar el espacio que hay entre la médula espinal y los nervios.

Estenosis uretral

Se produce debido a la presencia de un tejido cicatrizal que hace que los tubos que transportan la orina hacia el exterior del cuerpo se estrechen y, como consecuencia, surjan problemas en las vías urinarias, principalmente infecciones e inflamaciones.

Causas y síntomas

La estenosis uretral es más frecuente en hombres que en mujeres. Las causas son diversas y van desde traumatismos en la uretra, agrandamiento de la próstata, presencia de infecciones de transmisión sexual o cáncer de uretra. Los síntomas que pueden alertar del problema son, entre otros, dificultades y dolor al orinar.

Cómo preparar la consulta con un especialista

Ante la presencia de síntomas de estenosis y dado la gravedad de las consecuencias, es importante que acudas cuanto antes al médico acompañado de otra persona.
Apunta todos los síntomas que has tenido hasta ahora, cuándo los has sufrido y con qué frecuencia.
En la consulta debes comunicar al especialista las vacunas que tienes e información sobre acontecimientos recientes que hayan podido influir en la aparición de tus síntomas, como traumatismos, episodios de fiebre, medicamentos y suplementos vitamínicos o de herbolario que has tomado o estás tomando.

¿Qué preguntarle al médico?

Por otro lado, puedes llevar preparadas las preguntas que quieres hacerle para evitar que se te olvide alguna en el momento de la consulta. Algunas cuestiones que puedes preguntarle son:
• ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
• ¿Puede tener complicaciones a largo plazo?
• ¿Qué opciones de tratamiento tengo?
• ¿Es necesaria una intervención quirúrgica?
• En ese caso, ¿cómo se realiza y cuál es la recuperación?
• ¿Qué cambios puedo hacer en mi estilo de vida, actividad física y alimentación para mejorar este problema?