¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es la enfermedad ósea más frecuente que se caracteriza por la disminución de la densidad ósea, lo que hace que los huesos se deterioren, se vuelvan porosos y frágiles.

Gracias a la acción de los osteoblastos y los osteoclastos, el hueso está en constante remodelación hasta que la masa ósea alcanza un pico máximo en torno a los 30 años. Luego se estabiliza durante unos años, pero al ir envejeciendo aumenta la resorción ósea y empezamos a perder más masa ósea de la que ganamos. De hecho, se estima que en los adultos la pérdida de masa ósea es del 3%-5% cada año.

La cantidad de masa ósea que alcanza cada persona depende de muchos factores, como la genética, la raza, el sexo, la alimentación, el peso y la talla, la actividad física, o las enfermedades y los medicamentos que afectan a la salud de los huesos.

Aunque se presenta por igual en hombres y en mujeres, estas últimas tienen un mayor riesgo de osteoporosis, ya que el pico de masa ósea en la mujer suele ser inferior al del varón y además la pérdida de densidad ósea se acelera con la menopausia debido a la disminución de los niveles de estrógenos.

La pérdida de masa ósea causada por la osteoporosis aumenta el riesgo de fracturas, que pueden producirse por pequeños traumatismos que en personas sin osteoporosis no causarían ningún daño. Entonces se habla de fracturas por fragilidad, que afectan principalmente a la columna vertebral, donde produce la compresión de las vértebras; las muñecas y la cadera.

Test de osteoporosis

Tipos y grados de osteoporosis

  • Osteoporosis primaria. No tiene una causa conocida y supone el 95% de todos los casos de osteoporosis.
  • Osteoporosis secundaria. Está causada por factores específicos, como algunas enfermedades inflamatorias reumáticas, endocrinas, hepáticas, insuficiencia renal, entre otras o medicamentos (glucocorticoides, fármacos usados para el tratamiento Ca mama/Ca próstata…) que afectan a los huesos. La osteoporosis secundaria supone el 20% de los casos en los hombres, mientras que en las mujeres es menos frecuente.

Factores que aumentan el riesgo de osteoporosis

La osteoporosis es más frecuente en las mujeres que en los hombres, y en las personas mayores de ambos sexos. También es más prevalente entre las de origen caucásico y asiático, y en las personas que cuentan con antecedentes de la enfermedad en la familia o que no han alcanzado un pico máximo de masa ósea adecuado en su juventud.

Otros factores que predisponen a la osteoporosis son:

  • Cambios hormonales. El descenso de los niveles de estrógenos durante la menopausia y de testosterona en los hombres aumentan el riesgo de osteoporosis.
  • Algunas enfermedades entre las que se encuentran:
    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
    • Enfermedad renal.
    • Enfermedad hepática.
    • Trastornos tiroideos.
    • Enfermedad inflamatoria intestinal.
    • Artritis reumatoide.
    • Celiaquía.
    • Cáncer.
  • Uso prolongado de fármacos, como los corticosteroides o los tratamientos oncológicos, entre otros.
  • Alimentación con un bajo aporte de calcio, fósforo, magnesio y vitamina D.
  • Haber pasado por una cirugía digestiva, ya que la alteración del estómago o el tracto intestinal puede disminuir la absorción de calcio y otros nutrientes.
  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Sedentarismo o inmovilización

Síntomas de la osteoporosis

La osteoporosis no presenta síntomas y suele pasar desapercibida hasta que aparece una fractura. Muchas de estas fracturas son evidentes, como las que afectan a la cadera, las muñecas y otras zonas. Sin embargo, las fracturas vertebrales por compresión, que son muy frecuentes en la osteoporosis, son difíciles de diagnosticar porque muchas veces no causan dolor o molestias.

Dos cosas que pueden dar pistas de la presencia de una fractura vertebral son la pérdida de altura y el desarrollo de una curvatura en la parte alta de la espalda.

Complicaciones de la osteoporosis

La principal complicación de la osteoporosis son las fracturas que se producen por la fragilidad de los huesos, incluso como consecuencia de pequeños traumatismos. Son habituales las fracturas vertebrales por compresión, que a veces pueden causar dolor, dificultar la marcha o la capacidad de permanecer de pie. Junto a las vertebrales, las fracturas en la cadera y las muñecas son las más frecuentes.

Cómo prevenir la osteoporosis

La mejor manera de prevenir la osteoporosis es llevando una dieta equilibrada con una ingesta adecuada de calcio y vitamina D, realizar ejercicio físico a diario, evitar el tabaco y el alcohol, y los factores de riesgo que puedan favorecer su desarrollo, como por ejemplo el consumo prolongado de corticoides y otros medicamentos que afectan a los huesos.

Prevenir la osteoporosis en la menopausia

La menopausia acelera la pérdida de masa ósea en las mujeres, ya que se produce un descenso de los niveles de estrógenos, una hormona que ayuda a mantener la salud de los huesos.

Algunas recomendaciones para prevenir la osteoporosis en la menopausia son:

  • Tomar suficiente calcio y vitamina D, preferiblemente a través de la alimentación. Es preferible el calcio de la dieta a los suplementos farmacológicos. La principal fuente de calcio la constituyen la leche y sus derivados, aunque también existen otros alimentos ricos en calcio como los frutos secos (pistachos, avellanas y nueces de Brasil), el pescado azul, legumbres, higos, ajos, cebollas…La vitamina D es fundamental para la absorción del calcio y nuestro organismo la sintetiza cuando se expone al sol. Por ello, hay que garantizar una exposición solar moderada a lo largo del año: al menos 10 minutos tres veces por semana en verano, y entre 100-120 minutos a la semana en invierno.
  • Hacer deporte, combinando las actividades aeróbicas y los ejercicios de fuerza.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.

Preguntas frecuentes de la osteoporosis

La osteoporosis es asintomática y no causa dolor por sí misma. Pero las fracturas, que son la principal consecuencia de la enfermedad, sí pueden causar dolor y generar discapacidad.

Alcanzamos nuestro pico máximo de masa ósea a los 30 años, aproximadamente, y tras un periodo de estabilización se acelera el proceso de pérdida de hueso, que suele ser del 3%-5% cada año.

La osteopenia es una disminución de masa ósea moderada, en menor grado que en la osteoporosis, por lo que se la considera una fase previa de esta enfermedad.

Load More

Lee más sobre la osteoporosis:

Diagnóstico y tratamiento de la osteoporosis

Relación entre osteoporosis y obesidad

¿Qué es la osteopenia?