Con el paso de los años la piel que rodea nuestros ojos pierde tono y gana laxitud, nuestro párpado superior tiende a caer y aparecen las antiestéticas bolsas debido a la acumulación de grasa. Todo esto envejece nuestro gesto, apaga nuestra mirada y nos hace parecer siempre cansados. ¿Qué podemos hacer para resolverlo?

¿Eliminar bolsas ojos sin cirugía?

La blefaroplastia es el tratamiento quirúrgico que permite eliminar la piel sobrante de los párpados, acabar con las bolsas de grasa y recuperar la juventud de toda la zona que rodea el ojo. Pero no a todas las personas les apetece someterse a una cirugía de estas características ni son aptas para este tipo de tratamiento. Si este es tu caso, la buena noticia es que ahora contamos con las técnicas no quirúrgicas que permiten disimular y suavizar los párpados, pero al no ser cirugía las bolsas palpebrales inferiores no se eliminan.

Orientador tratamientos de estética

La blefaroplastia sin cirugía actúa tanto sobre el párpado superior como el inferior, logrando disimular las bolsas, así como suavizar las arrugas. ¿El resultado? Un contorno de ojos joven y firme, y una mirada fresca, sin atisbo de esa apariencia de cansancio que tanto nos molesta.

¿Cómo se realiza la blefaroplastia sin cirugía?

Lo primero que debes hacer es ponerte en manos de un especialista en medicina estética que valore adecuadamente tu caso y determine si este es el tratamiento que mejor se ajusta a tus necesidades. Dependiendo del grado de flacidez y envejecimiento de la zona, te recomendará un tratamiento específico o la combinación de varias técnicas. Ten en cuenta que si el envejecimiento y descolgamiento de la zona es muy pronunciado, probablemente no consigas los mismos resultados que con una blefaroplastia quirúrgica. Por eso es importante que el médico valore tu caso previamente.

Una vez en la consulta, el especialista estudiará tu historia clínica y la zona sobre la que hay actuar. Valorará el grado de flacidez y el exceso de piel, la profundidad de las arrugas, si hay bolsas de grasa o si, por el contrario, hay una falta de volumen.

Blefaroplastia láser

Con todos estos datos podrá determinar el tratamiento o combinación de técnicas que pueden ayudarte a recuperar la juventud de los ojos. Una de ellas es la blefaroplastia con láser, que rejuvenece y tensa la piel que rodea los ojos, eleva el párpado superior y elimina la grasa del párpado inferior. Durante el procedimiento el ojo queda totalmente protegido del láser y no se producen cicatrices, por lo que la recuperación tras la intervención es muy rápida y casi sin molestias. Además, no requiere hospitalización y puedes retomar las actividades de tu vida diaria en 2-3 días.

Otros tratamientos para rejuvenecer la zona incluyen la inyección de distintas sustancias, como la toxina botulínica (Botox), que ayuda a elevar el párpado superior y a atenuar las arrugas de expresión, principalmente las antiestéticas patas de gallo, o el plasma rico en plaquetas, que consiste en la inyección de plasma enriquecido del propio paciente para promover la formación de colágeno, responsable de que la piel esté tensa y firme. También se pueden utilizar hilos tensores para elevar el párpado y mejorar la firmeza de la piel. Y en los casos en los que hay una falta de volumen o hundimiento del párpado y ojera, se puede recurrir a la infiltración de grasa autóloga, esto es, extraída del propio paciente, para rellenar las zonas hundidas.

Ventajas de la blefaroplastia sin cirugía

Una de las principales ventajas de la blefaroplastia sin cirugía es que al ser menos invasiva y no requerir una cirugía propiamente dicha, no quedan cicatrices, el riesgo de infecciones es casi inexistente y la recuperación es más rápida. El postoperatorio es poco molesto y como mucho puede aparecer algo de inflamación o alguna molestia transitoria que se controla con analgésicos.

En cuanto a los resultados, se pueden apreciar casi desde el primer momento, aunque empiezan a ser más evidentes a partir de las 48 o 72 horas del tratamiento.

Si quieres rejuvenecer la zona que rodea tus ojos sin pasar por quirófano, no lo pienses más, consulta con tu médico sobre la blefaroplastia sin cirugía, ¡y estrena mirada!