Cuidados en verano tras un aumento de pecho

La cirugía de aumento de pecho es una de las intervenciones estéticas más demandadas en los meses previos al verano. La recuperación tras la colocación del implante es muy rápida y los resultados son inmediatos, por lo que a los pocos meses ya se puede lucir un pecho firme y remodelado en la playa.

Los implantes mamarios

Los implantes mamarios de un aumento de pecho se colocan debajo del músculo pectoral o de la glándula mamaria, según las características de la paciente, su complexión y el resultado que se quiera obtener. Las prótesis varían según su tamaño, composición, textura, y forma, por ello es importante que el especialista en cirugía plástica estudie nuestro caso y nos ayude a decidir cuál es la más adecuada.

Precauciones después de un aumento de pecho

Si ya hace un par de meses que te sometiste a un aumento de pecho y te preparas para comenzar tus vacaciones, debes seguir tomando ciertas precauciones para que tu recuperación sea total. A continuación vamos a resolver algunas de las principales dudas relacionadas con el aumento de pecho y las vacaciones de verano:

  • Tomar el sol. El sol puede tener un efecto negativo sobre las cicatrices, favoreciendo que se oscurezcan y sean un poco más visibles de lo que esperábamos. Asimismo, el calor puede hacer que la inflamación tarde más tiempo en desaparecer. Por ello, la mayoría de los especialistas en medicina estética recomiendan esperar al menos 3 meses tras la intervención para tomar el sol, usar un factor de protección +50 y evitar la exposición directa a los rayos ultravioleta en la zona del implante y la cicatriz. En cuanto a la protección solar, debe aplicarse al menos 30 o 60 minutos antes de exponerse al sol y debe renovarse con frecuencia.
  • Baños en la piscina y en el mar. Si la recuperación ha sido la esperada, no hay ninguna razón por la que no puedas bañarte en la piscina o el mar. A los pocos meses de la intervención, la inflamación y posibles molestias, como seromas, hematomas, ya habrán desaparecido y podrás disfrutar del agua con seguridad.

 

  • Deportes acuáticos. Durante los meses posteriores a la intervención, el implante se asienta en la mama y se ven los resultados definitivos. Si han pasado al menos dos o tres meses de la intervención, puedes realizar actividades acuáticas como buceo y esnórquel, ya que los cambios de presión del agua no afectan a los implantes. No obstante, como cada persona es distinta, es importante que consultes con tu médico para que pueda hacerte recomendaciones específicas sobre los deportes que más te convienen basándose en cómo ha sido tu proceso de cicatrización y recuperación.
  • Otras actividades deportivas. Como hemos dicho, tras un periodo prudencial de dos o tres meses se pueden realizar actividades físicas con normalidad después de un aumento de pecho, pero siempre que no se trate de deportes de contacto en los que el riesgo de recibir golpes o sufrir traumatismos en la zona tratada es muy alto.