Aceptar una fiv negativa puede resultar frustrante, sin embargo, debes saber que el porcentaje de éxito en la consecución del embarazo que obtienen las parejas que se someten a una FIV es muy elevado, por tanto, al igual que pasa cuando se trata de una gestación buscada de forma natural, puede ocurrir que no se consiga el resultado buscado a la primera, pero no debes desesperarte, porque puedes volver a intentarlo.

¿Cómo aceptar una fiv negativa?

Las personas que están pasando por la experiencia de someterse a un proceso de reproducción asistida, la decepción que supone no conseguir el objetivo suele ser mayor que en los casos de embarazo natural fallido, ya que por lo general, la decisión de elegir esta opción lleva detrás muchas horas de análisis de los pros y los contras y, también, grandes dosis de implicación emocional.

Consejos para aceptar una fiv negativa

  • Lo primero que debes tener claro es que, a veces, esas cosas pasan, y es totalmente normal.
  • Eliminar de tu mente cualquier idea que te haga sentir cupable por no haber conseguido el embarazo. Y es que culpabilizarse es la primera reacción que experimentan la mayoría de las mujeres ante una prueba de embarazo con resultado negativo o cuando les viene la regla sin esperarlo, pero no solo se trata de una percepción infundada sino que no ayuda en lo más mínimo a recuperarte emocionalmente.

Causas que influyen en una fiv negativa

Es importante saber cuál ha sido la causa de que el proceso no haya terminado con éxito. No te preocupes, de eso se van a encargar los especialistas que te llevan, ya que son varias las razones médicas que pueden explicar los casos en los que la reproducción asistida tiene resultados negativos:

  • Un diagnóstico incompleto respecto a las causas de la infertilidad.
  • Calidad deficiente de los óvulos y/o los espermatozoides.
  • Los embriones no han alcanzado la calidad suficiente.
  • Fallo técnico en cualquier punto o fase del proceso.
  • Alteraciones genéticas incompatibles con el desarrollo embrionario.
  • Problemas relacionados con el sistema inmunitario.
  • Anomalías o malformaciones del útero no detectadas.

Para conocer qué problema ha habido en tu caso concreto, te realizarán un estudio personalizado que, además, permitirá al equipo médico realizar los ajustes necesarios para llevar a cabo el siguiente intento.

¿Cuándo hay que intentar de nuevo una fiv?

Esta es la pregunta que se hace el 99,9% de las mujeres que se encuentran en esta situación. De hecho, planteártela es lo mejor que puedes hacer, ya que la forma más efectiva de aceptar una fiv negativa.

Lo habitual es esperar como mucho 3 meses para intentarlo de nuevo, sin embargo una vez conocida la causa la decisión final depende del médico especialista, quien debe valorar, además de la causa de una fiv negativa, otros factores importantes como tu edad, tu estado anímico, si tus ovarios deben someterse de nuevo a una estimulación ovárica o, si por el contrario, necesitan descansar antes de volver a intentarlo.

Lo normal es que te apetezca hacerlo cuanto antes, es decir, en el siguiente ciclo, algo que no siempre es posible en la fecundación in vitro, pero si cuando se trata de una inseminación artificial

Consejos que te animarán a volver a intentarlo

Los siguientes consejos te ayudarán aconseguir que tu ánimo y tu mente estén a punto cuando vuelvas a intentarlo:

  • Date permiso para estar triste, pues aceptar una fiv negativa cuando deseas ser madre no es fácil, ¡Tomate tu tiempo!
  • Intenta distraerte haciendo actividades que te gusten, pues quedarte en casa pensando en lo sucedido no ayuda en absoluto.
  • Practica técnicas de relajación como el yoga y el mindfulness, para calmar la ansiedad y eliminar los pensamientos negativos.
  • Si necesitas ayuda psicológica, no dudes en recurrir a ella. La mayoría de los centros y clínicas de reproducción asistida cuentan con este servicio además de grupos de apoyo fiv.