¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial es, uno de los métodos que se emplean para llevar a cabo la reproducción asistida. Se trata de un procedimiento rápido, sencillo e indoloro, especialmente recomendado para aquellas parejas que lleven menos de tres años intentando ser padres, y en las que no existan problemas serios de infertilidad. Si la inseminación artificial es la opción que el médico especialista te ha recomendado, debes saber que se trata de un tratamiento que se lleva a cabo en dos partes.

Consiste en el depósito intrauterino indoloro de solución espermática en el momento de la ovulación. Esto implica la necesidad de sincronizar la inseminación con la ovulación, bien en un ciclo natural o con estimulación de los ovarios con medicación pautada por el especialista en Reproducción Asistida.

qué es mejor la inseminación artificial o fecundación in vitro

Duración de la inseminación artificial

  1. En la primera parte del tratamiento, coincidiendo con el inicio de tu ciclo menstrual, tendrás que seguir una medicación (en forma de inyección subcutánea que no duele en ningún momento) a base de hormonas que tiene como objetivo estimular el ovario de forma que este produzca óvulos de calidad para llevar a cabo la inseminación.
  2. En la segunda parte coincidiendo con la fecha del periodo de ovulación, el especialista determinará cuál es el momento oportuno para llevar a cabo la técnica. Ese día, en la consulta o laboratorio, te introducirán los espermatozoides (de tu pareja o de donante de esperma), previamente tratados en el laboratorio, dónde se han seleccionado los más rápidos y de mejor calidad.

El tratamiento de la inseminación artificial, es muy rápido y no duele, la paciente se coloca en la misma posición en la que lo haría en la consulta de un ginecólogo para hacerse una citología, y se introduce una cánula con el esperma, que se deposita directamente en tu útero. El tratamiento no dura más de 10-15 minutos y es totalmente indoloro. Una vez realizada la inseminación, la paciente se quedará tumbada en la camilla entre 15-20 minutos, no porque sea necesario hacer reposo, sino por comodidad.

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que intenta favorecer la concepción al introducir los espermatozoides procedentes de la pareja o de un Banco de Semen directamente en las Trompas de Falopio de la mujer para que desde allí avancen hacia el útero y puedan fecundar el óvulo con más facilidad.

¿Para quién está indicada la inseminación artificial?

Las indicaciones actuales para la inseminación intrauterina conyugal o con semen de donante son las siguientes:

  • Factor masculino leve-moderado.
  • Factor coital.
  • Factor cervical.
  • Factor ovulatorio.
  • Esterilidad idiopática.
  • Endometriosis.
  • Factor inmunológico.
  • Pareja de mujeres.
  • Mujer sin pareja con estudio de infertilidad sin alteraciones.

¿Duele la inseminación artificial?

La inseminación artificial no es dolorosa y por lo tanto no se necesita administrar anestesia. Se realiza en la consulta del especialista mediante la introducción de un fino catéter que apenas genera molestias.

¿Cuál es el porcentaje de éxito de la inseminación artificial?

La tasa de éxito, expresada en embarazo por inseminación, va del 9 al 24%, según autores. La inseminación artificial es uno de los tantos tratamientos de reproducción asistida disponibles para que las parejas puedan cumplir su sueño de ser padres.

Sin embargo, su éxito depende de muchos factores, como el origen del problema de fertilidad de la pareja, enfermedades, defectos anatómicos o la edad de la mujer.

A continuación vamos a repasar algunas preguntas en torno a la inseminación artificial que deberían dejar de preocuparte:

PREGUNTAS SOBRE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

¿Tras la inseminación hay que estar varios días en reposo? Al finalizar el procedimiento se recomienda permanecer al menos una hora en reposo, pero tras ese descanso se pueden retomar con normalidad las actividades del día a día, ya que el tratamiento es indoloro.

La técnica de inseminación artificial implica un proceso de estimulación ovárica para promover el crecimiento de uno o más óvulos. Esta estimulación eleva ligeramente el riesgo de gestación múltiple, pero este porcentaje es muy bajo.

Uno de los mitos más extendidos en torno a las técnicas de reproducción asistida es que los bebés nacidos mediante estos procedimientos tienden a ser prematuros o tienen un menor peso al nacer. El riesgo de sufrir algún trastorno congénito es similar en los bebés nacidos mediante inseminación artificial y los nacidos por concepción natural.este

Ante cualquier duda o preocupación, el primer paso debe ser acudir a un centro especializado en reproducción asistida donde podamos hablar abiertamente y con franqueza con el equipo médico que nos atiende, despejar todas las incógnitas y obtener la información necesaria sobre esta técnica.

No. Uno de los principales requisitos a la hora de plantear la realización de una inseminación artificial, es comprobar previamente la permeabilidad tubárica con una técnica como la histerosalpingografía o la histerosonosalpingografía. Si comprobamos una obstrucción bilateral de las trompas, o sabemos que existe una cirugía previa en las trompas (ligadura tubárica) las posibilidades de éxito con una inseminación artificial serían prácticamente nulas, dado que existiría una obstrucción que impediría la unión de óvulo con espermatozoide, y con ello el embarazo.

En el caso de una ligadura de trompas, no es necesario comprobar dicha permeabilidad, existe una obstrucción total de las mismas, y por tanto, desestimaríamos la inseminación artificial como técnica a realizar.

Load More

Lee más sobre inseminación artificial