A medida que las personas envejecen, surgen complicaciones y enfermedades asociadas como la degeneración macular asociada a la edad, la principal causa de pérdida de visión en personas mayores de 65 años.

La degeneración macular es la principal causa de pérdida de visión en mayores de 65 años

¿Qué es la mácula degenerativa?

El ojo tiene dos tipos de visión, la central y la periférica.

La visión central es indispensable para ver con claridad, el problema es que la degeneración macular hace que se  va disminuyendo al visión central poco a poco, y por ello, las personas empiezan a perder la percepción del detalle de las imágenes.

¿Dónde se encuentra la mácula del ojo?

Yendo más al detalle, en la retina, hay un tejido que recubre el fondo del ojo, la mácula, que es la responsable de que podamos percibir los detalles más pequeños, y seamos capaces de leer una señal de tráfico, distinguir la letra pequeña del prospecto de un medicamento o ser capaces de enhebrar una aguja.

La degeneración macular hace que perdamos la visión de esos detalles. Esta pérdida de visión es progresiva y no presenta síntomas dolorosos, simplemente, quién la padece, nota como va perdiendo la percepción de las cosas que tiene delante.

Tipos de enfermedad de la mácula degenerativa

  • Mácula degenerativa seca: Es el tipo más común, y su causa suele ser el adelgazamiento del tejido de la mácula como consecuencia del paso de los años. Las drusas, son unas pequeñas proteínas que se forman debajo de la retina, y son las que con el paso del tiempo, hacen que la mácula deje de funcionar bien. En este tipo la pérdida de visión es gradual.
  • Mácula degenerativa húmeda: Aunque es menos común,  se caracteriza por ser más agresivo y provocar más daños en la visión que la degeneración macular seca. Aparece debido al crecimiento de vasos sanguíneos anormales en diferentes capas de la retina, puede ser debajo o por dentro de la misma. el crecimiento desmesurado de estos vasos sanguíneos, pueden producir fugas de sangre o líquido, lo que hace que el paciente tenga visión borrosa y una degeneración macular más rápida y evidente para el paciente. Cuanto antes se diagnostique este tipo de mácula degenerativa, más posibilidades hay de preservar la visión.

Factores que influyen en la aparición de la degeneración macular

Hay factores que aumentan el riesgo de tener esta enfermedad ocular, entre ellos, los más comunes son:

  • Fumar.
  • El factor genético, es decir, que algún familiar haya padecido la enfermedad de la degeneración macular.
  • Las mujeres tienen más riesgo de padecer la enfermedad que los hombres.
  • Tener obesidad.

Tratamiento para la enfermedad

Esta afección ocular puede detectarse mediante la realización de una angiografía de la retina, por lo que en una simple revisión oftalmólógica, no podrá obtenerse el diagnóstico. Con respecto al tratamiento, si se detecta a tiempo, se puede, en muchos casos evitar la pérdida de visión, siempre que se tenga constancia en el tratamiento. Las opciones actuales disponibles para tratar la degeneración macular son:

  • El tratamiento farmacológico con altas dosis de antioxidantes y zinc.
  • la cirugía intraocular.
  • La terapia fotodinámica.
  • La administración de inyecciones intraoculares con medicamento, es actualmente el método más empleado y eficaz para tratar la enfermedad de la degeneración macular.