¿Qué es la gonorrea?

La gonorrea o gonococia es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que es el gonococo. Esta bacteria se transmite durante los contactos sexuales vaginales, orales y anales con una persona infectada, y puede afectar tanto a hombres como a mujeres, bien en relaciones heterosexuales u homosexuales.

Lo más característico de la gonorrea es la aparición de un flujo purulento abundante, tanto en la mujer como incluso en el varón a través del pene en forma de una uretritis. En la mujer es una vaginitis cervicitis.

La gonorrea se localiza principalmente en la uretra, el recto, la faringe, el cuello del útero y las conjuntivas. Con menor frecuencia, puede afectar a las articulaciones y a la piel. Los bebés de madres infectadas también pueden contraer gonorrea durante el parto.

En algunos casos la gonorrea es asintomática y pasa desapercibida, transmitiéndose sin control a las distintas parejas sexuales. Por ello, es importante realizar controles urológicos y ginecológicos en personas de riesgo con el fin de detectar de manera precoz posibles signos de alarma y frenar la infección cuanto antes, ya que si no se trata puede causar complicaciones graves.

Síntomas de la gonorrea

Síntomas de la gonorrea en la mujer

  • Dolor y ardor al orinar.
  • Incremento del flujo vaginal, secreciones amarillentas, verdosas o mal olientes.
  • Dolor pélvico o en la parte baja del abdomen.
  • Sangrado vaginal entre reglas o después de las relaciones sexuales.
  • Dolor o molestias al mantener relaciones sexuales.

Síntomas de la gonorrea en el hombre

  • Dolor y ador al orinar.
  • Aumento de la frecuencia miccional.
  • Secreción purulenta de color blanquecino, amarillento o verdoso en el pene.
  • Inflamación de la uretra.
  • Inflamación y dolor de los testículos.

Otros síntomas

Aunque la gonorrea afecta principalmente al aparato urogenital, también puede hacerlo a otras zonas con síntomas específicos:

Recto

  • Picor anal.
  • Secreciones purulentas.
  • Sangrado rectal.
  • Dificultad para defecar.

Faringe

  • Dolor, picor y ardor de garganta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

Ojos

  • Dolor ocular.
  • Secreciones purulentas.
  • Sensibilidad a la luz.

Articulaciones

  • Dolor e inflamación de las articulaciones.
  • Enrojecimiento y sensación de calor.

Causas de la gonorrea

La gonorrea está causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, un diplopoco gramnegativo que se transmite fácilmente durante las relaciones sexuales. Esta bacteria causa la infección del aparato urogenital pero también puede manifestarse en otras áreas, como por ejemplo los ojos o las articulaciones.

Según algunos estudios, hasta el 20% de las mujeres y el 25% de los hombres infectados son asintomáticos o presentan síntomas muy leves, lo que propicia la transmisión de la bacteria a las distintas parejas. Asimismo, la creciente resistencia a los antibióticos utilizados para controlar esta y otras infecciones está dificultando su tratamiento.

Cómo se contagia la gonorrea

La gonorrea se transmite de una persona a otra durante las relaciones sexuales sin protección, ya sean vaginales, anales u orales. Cualquier persona sexualmente activa puede contraer la infección, si bien el riesgo es mayor cuando:

  • No se utiliza preservativo durante las relaciones sexuales.
  • Se tienen varias parejas sexuales.
  • Un miembro de la pareja mantiene relaciones sexuales con otras personas.
  • Haber sufrido antes una infección de transmisión sexual, incluida la gonorrea.

Consecuencias de la gonorrea: efectos secundarios

La gonorrea no tratada puede causar complicaciones muy graves. En las mujeres puede provocar enfermedad inflamatoria pélvica, una afección que, entre otras cosas, puede causar infertilidad y dolor crónico. En los hombres también puede causar infertilidad y procesos dolorosos en los conductos testiculares. En los bebés, puede afectar a los ojos y, en casos graves, causar ceguera.

Aunque con poca frecuencia, la gonorrea puede desencadenar una infección gonocócica diseminada, también conocida como síndrome de artritis-dermatitis, que se produce cuando la bacteria Neisseria gonorrhoeae pasa a la sangre. Asimismo, la gonorrea aumenta el riesgo de contraer el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), causante del SIDA.

Pruebas diagnósticas: ¿cómo saber si tengo gonorrea?

La gonorrea puede detectarse mediante análisis de orina y cultivo de muestras obtenidas de las zonas sospechosas de infección, como la uretra, la vagina, el recto o la garganta. Estas muestras pasan por un proceso de cultivo y análisis microscópico en el laboratorio para determinar la presencia de Neisseria gonorrhoeae. En el caso de que haya articulaciones afectadas, se puede extraer líquido articular.

También puedes conocer tu estado de salud sexual con el Test ETS Básico de Sanitas, que permite identificar mediante técnicas moleculares material genético (ADN o ARN) de las bacterias responsables de la gonorrea, la clamidia, la Tricomaniasis y Mycoplasma hominis. El Test PTEs de Portal Salud Sanitas consta de un kit para la recogida de una muestra de orina que luego será analizada en el laboratorio. Los resultados se obtienen pasados unos 6 días.

Test de enfermedades de transmisión sexual

Tratamiento  de la gonorrea

El tratamiento de la gonorrea consiste en la administración de antibióticos por vía oral, en los casos no complicados, e intravenosa, en los casos más graves, como por ejemplo en la infección gonocócica diseminada.

Un alto porcentaje de personas con gonorrea también tienen infección por Chlamydia trachomatis, por lo que se tratan ambas infecciones de manera simultánea.

Prevención de la gonorrea: ¿cómo se puede prevenir?

En el caso de las personas sexualmente activas, la mejor forma de prevenir la gonorrea es manteniendo relaciones sexuales con protección y el uso correcto del preservativo. No obstante, el preservativo no garantiza al 100% la no transmisión de la gonorrea. Por ello, también se recomienda:

  • Tener una única pareja sexual.
  • Asegurarse de que la pareja no mantiene relaciones sexuales con otras personas.
  • Que ambos miembros de la pareja se hagan pruebas para la detección de enfermedades de transmisión sexual en casos sospechosos o con relaciones sexuales de riesgo.
  • Realizarse exámenes urológicos y ginecológicos con regularidad.

Preguntas frecuentes sobre la gonorrea

Si tienes gonorrea, es importante que contactes con todas las parejas sexuales que has tenido para que se hagan las pruebas para detectar la enfermedad y reciban tratamiento en el caso de que estén infectadas.

Si has recibido tratamiento para la gonorrea, deberás esperar un tiempo tras finalizar el tratamiento antes de mantener relaciones sexuales. Lo más adecuado es realizar un nuevo cultivo de exudado vaginal/endocervical tras el tratamiento para confirmar la desaparición de la bacteria. Consulta con tu médico para que te indique el periodo exacto que debes esperar y las recomendaciones para evitar una reinfección.

Load More

Lee más sobre enfermedades de transmisión sexual:

Virus del papiloma humano: síntomas y tratamiento