Una de las principales razones para salir a correr es que es uno de los ejercicios cardiovasculares más completos que existe, y además es muy barato, pues solo necesitas unas buenas zapatillas y ropa adecuada para salir a trotar a la calle, por tanto ¡Bueno y barato!

A continuación te damos 8 razones para salir a correr y vencer la pereza de una vez por todas:

Nos da alegría y energía

Realizar ejercicio aeróbico mejora nuestro estado de ánimo y favorece el buen humor, no solo porque liberas endorfinas, sino porque en tu objetivo de ir mejorando, te alimentas mejor y de manera más saludable y ves como poco a poco tu cuerpo se va transformando, perdiendo grasa y tonificándose. ¿A quién no le pone contento verse y sentirse mejor?

Quemas calorías, también después de correr

Cuando has adquirido una  rutina de entrenamientos y carrera, el gasto energético y oxidación de las grasas es continuo incluso en reposo, pues tu organismo se siente activo y tu metabolismo se acelera.

Sientes menos ansiedad por la comida

Algunos estudios han demostrado que correr a una intensidad alta reduce el apetito durante más de dos horas, además correr a una intensidad moderada eleva la sensibilidad a la insulina, sin embargo, después de practicar ejercicio, es recomendable que consumas algún alimentos que contengan proteína para una buena recuperación.

Mejora la capacidad de concentración

Numerosos estudios afirman que la capacidad de concentración mejora después de realizar ejercicio, por tanto, aprovecha para pegarte una carrerita de al menos 30 minutos antes de ir a la oficina, rendirás mejor en tu trabajo, te sentirás más despierto y lleno de energía para afrontar la jornada.

Te sentirás mejor contigo mismo

En ocasiones, nos faltan motivos para salir a correr, bien porque no sentimos motivación, el tiempo no acompaña, creemos que no tenemos tiempo etc. Pues bien, la fuerza de voluntad y las ganas de mejorar deben imponerse, pues, aunque nos cueste arrancar, después de una sesión de ejercicio te sentirás mejor contigo mismo y es precisamente esa sensación post entreno la que te empujará a no dejar de sacar un ratito cada día para ejercitarte.

Mejora tu sistema inmunitario

Muchos estudios han demostrado que practicar deportes como el running, evita padecer resfriados y dolencias.

 Protege nuestro corazón

Otra de las razones para salir a correr es que reduce la presión arterial, aumenta los niveles de colesterol bueno y baja los triglicéridos. Cualquier tipo de deporte cuida la salud de tu corazón, sin embargo numerosos estudios concluyen que corriendo se reducen más grasas nocivas.

Te mantiene joven

Las personas que practican deporte con regularidad durante toda su vida tienen más agilidad y energía que quienes no lo hacen. Practicar ejercicio frena el envejecimiento celular, lo que se traduce en menos canas, una masa muscular más fuerte y resistente, nos ayuda a mantener nuestra fertilidad durante más tiempo etc.

¿Necesitas más razones para salir a correr?