La próstata es una glándula que se encuentra justo debajo de la vejiga y que interviene en la producción del semen. Tiene el tamaño de una nuez, aunque su volumen puede ir cambiando y suele aumentar con la edad.

Algunas de las enfermedades que pueden afectar a la próstata son la hiperplasia benigna de próstata, la prostatitis y el cáncer de próstata. Para detectarlas de manera precoz, es importante hacer revisiones urológicas, sobre todo a partir de los 50 años.

¿Cuáles son las pruebas de próstata más frecuentes?

Tacto rectal

El médico introduce un dedo por el ano para palpar la próstata que se encuentra en la parte anterior del recto. Para ello, protege su mano con un guante y aplica lubricante. El tacto rectal se realiza en la consulta del médico, y aunque puede ser un poco incómoda, no es dolorosa ni requiere una preparación previa.

El tacto rectal aporta información importante sobre la salud de la próstata y la presencia de alteraciones que puedan hacer sospechar un tumor, como la presencia de nódulos, irregularidades o alteraciones en los bordes de la próstata.

¿Qué es el examen de PSA?

El antígeno prostático específico (PSA) es una proteína producida por la próstata que se segrega con el semen, si bien una pequeña proporción también pasa a la sangre. La determinación de PSA se hace mediante un sencillo análisis sanguíneo y es una de las pruebas que mejor ayudan a determinar si hay alteraciones en la próstata, como un posible tumor. Pero hay que tener en cuenta que los niveles elevados de PSA no solo se relacionan con el cáncer, sino también con otros trastornos de la próstata, como las infecciones. Por ello, es importante manejar los resultados con cautela y realizar pruebas complementarias que permitan confirmar el diagnóstico.

Examenes prostata

¿Cuándo hay que hacerse la determinación de PSA?

Existe controversia sobre cuándo realizar la determinación de PSA y si debería hacerse un cribado sistemático para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata. El motivo está en que el cáncer de próstata es un tumor que avanza muy lentamente y aunque la mayoría de los hombres mayores de 60 años presentan algún foco tumoral en la próstata, en el 95 % de los casos el cáncer no se diseminará a otros órganos ni será la causa de fallecimiento. Otro aspecto controvertido del cribado sistemático es que no está claro que el diagnóstico precoz disminuya la mortalidad por cáncer de próstata. Por lo tanto, los especialistas temen que este tipo de cribados, y el consecuente incremento de diagnósticos, aumenten los tratamientos innecesarios de cáncer de próstata.

Resultados normales de la prueba de PSA

El valor normal de PSA se sitúa en 4 ng/ml, pero hay que tener en cuenta que los valores que se consideran normales pueden variar dependiendo de distintos factores, como la edad, el tamaño de la próstata o si se toma algún medicamento que pueda alterarlos.

La Asociación Europea de Urología recomienda limitar la determinación de PSA a los hombres mayores de 50 años, o menores de 45 que tengan antecedentes familiares de cáncer de próstata.

Ecografía transrectal

Prueba de ultrasonidos para examinar la próstata y las vesículas seminales. Para realizar la prueba se introduce por el ano una sonda que emite ultrasonidos, lo que puede resultar molesto pero no doloroso. La ecografía transrectal permite detectar tumores que pasan inadvertidos en el tacto rectal y se utiliza como guía para realizar biopsias prostáticas.

Biopsia prostática

Es una prueba fundamental para concretar el diagnóstico de cáncer de próstata y consiste en el análisis de muestras extraídas de las zonas de la próstata que puedan resultar sospechosas. La biopsia prostática es una prueba ambulatoria sencilla cuya duración oscila entre los 15-30 minutos. Para evitar infecciones, el paciente tendrá que tomar previamente unos antibióticos que le prescribirá el médico.

Otras pruebas complementarias que se pueden realizar para obtener más información sobre el tamaño y extensión del cáncer de próstata son la resonancia magnética, la tomografía computarizada o la tomografía por emisión de positrones. Para saber si hay metástasis ósea (si el tumor se ha diseminado a los huesos), se puede hacer una gammagrafía.

PREGUNTAS SOBRE TIPOS DE EXAMEN DE PRÓSTATA

  • Prueba de PSA
  • Biopsia de la próstata
  • Ecografía prostática
  • Ecografía transrectal

Existen dudas sobre cuándo realizar la prueba de PSA y si debería hacerse un cribado sistemático para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata. Ya que en algunos casos es posible que haya un tipo de diagnóstico erróneo o que se aumenten los tratamientos sin razón.

Lo normal es acudir después de los 45 años, una vez por año. Aunque en los casos que el paciente tenga antecedentes de cáncer, se recomienda empezar con las revisiones de próstata a los 40 años.

Uno de los exámenes más recomendados para la detección del cáncer de próstata es la ecografía transrectal. Esta ecografía permite detectar tumores que pasan inadvertidos en el tacto rectal y se utiliza como guía para realizar biopsias prostáticas.

Load More

Lee más sobre los tipos de examen de próstata