El análisis de orina es una prueba diagnóstica sencilla que proporciona información muy útil sobre nuestro estado de salud y sirve para confirmar o descartar diversas patologías, desde una infección en el tracto urinario (vejiga, uretra), patologías renales (glomerulonefritis, enfermedades tubulointersticiales,  cálculos urinarios…), patología autoinmune en la que esté implicada el riñón y otras (hiperparatirodismo, feocromocitoma, enfermedades hepáticas…). Asimismo, con un simple análisis de orina es posible confirmar un embarazo.

El análisis de orina

El 95% de la orina es agua y el 5% restante está compuesto por sales minerales, urea y ácido úrico. Sin embargo, a través de la orina también se eliminan muchas sustancias producidas por nuestro metabolismo que pueden servir como marcadores para determinar nuestro estado de salud general y el de algunos órganos en particular.

Análisis de orina más frecuente

El análisis de orina más frecuente consiste en recoger la muestra en ayunas del chorro medio de la micción en un bote que luego se entregará en la consulta del médico.

Múltiples estudios del análisis de orina

Dentro del análisis de orina se pueden realizar múltiples estudios:

  • Tira reactiva: Consisten en una cinta de material plástico o papel, de aproximadamente 5 milímetros de ancho, impregnadas de sustancias químicas que reaccionan con los compuestos presentes en la orina, produciendo un color característico. Sirven para determinar: glucosa, bilirrubina, acetona, densidad, sangre, pH, proteína, urobilinógeno, nitrito y leucocitos. La tira reactiva es una aproximación química, ya que informa de si existen o no estos compuestos, pero no de la cantidad de los mismos.
  • Citoquímico de orina: Analítica química que se realiza en el laboratorio donde se determinan la presencia y la cantidad de los siguientes parámetros: PH, densidad, proteinas, glucosa (útil en diabéticos), cuerpos cetónicos, urobilinógeno, bilirrubina (útil en enfermedades hepáticas), leucocitos (descarta la presencia de infecciones), hematies (lesión en las vías urinarias) y nitritos.
  • Examen del sedimento urinario: La muestra de orina se somete a un proceso de centrifugación mediante el que se separa el contenido líquido, que se desecha, del sólido, que es el que se estudiará con el microscopio, y que aportará datos de gran valor diagnóstico. Se puede observar: Proteínas hialinas (cuando aparecen en exceso se puede deber a un daño global del riñón, como por ejemplo una necrosis tubular aguda), hematies o glóbulos rojos (Señalan daño en la vía urinaria desde el riñón hasta la uretra, como por ejemplo tumores renales, de vejiga o de uréteres, síndrome nefrítico, cálculos renales que dañen la pared de los uréteres…), leucocitos o glóbulos blancos (infecciones o inflamación de la vía urinaria), cristales (que pueden ser de ácido úrico, oxalato cálcico…), cilindros urinarios (son estructuras cilíndricas producidas por el riñón , que pueden indicar enfermedad tubulointersticial o glomerulonefritis).
  • Cultivo urinario: nos informa de manera detallada del tipo de bacterias o hongos que pueden haber en el caso de una infección urinaria y se acompañan de un test detallado de los antibióticos o antifúngicos que son efectivos para su tratamiento.
  • Eosinófilos: (es un tipo de leucocito que puede indicar una alergia, como p.e. una nefritis intersticial por una alergia a medicamentos).
  • Proteinuria en orina: La presencia de albúmina en la orina es siempre patológica. Cuando aparecen entre 30-300 mg/dL (microalbuminuria) se considera que hay un daño leve del riñón (p.e el daño renal que puede ocasionar la diabetes mellitus o la hipertensión…). Cuando se superan los 300 mg/dL hablamos de proteinuria franca y el daño renal es severo (síndrome nefrótico).
  • Calcio en orina: el exceso puede ser debido p.e a enfermedades de la glándula paratiroides (hiperparatiroidismo).
  • Ionograma en orina (Sodio, potasio, cloro…): útil para descartar patología renal.
  • Ácido 5-hidroxiindolacético (5-HIAA): el exceso ayuda al diagnóstico de los tumores carcinoides.
  • Ácido Vanil-mandélico y ácido homovanílico: se utiliza para descartar tumores de las glándulas suprarrenales (feocromocitomas).
  • Pueba de embarazo.

Detención de enfermedades

En un análisis de orina también se pueden detectar  algunos medicamentos que se utilizan para tratar enfermedades  neurológicas y psiquiátricas (barbitúricos, benzodiacepinas), así como estupefacientes (cocaína, anfetaminas), metadona, morfina y opiáceos.