El corazón es el motor del organismo y trabaja sin descanso para mantenernos con vida: se contrae más de 100.000 veces al día y cada minuto bombea unos 5 litros de sangre que llegan a cada rincón del organismo. Preservar la salud del corazón es fundamental y, para conseguirlo, el chequeo cardiológico es tu mejor aliado.

El chequeo cardiológico incluye pruebas específicas que valoran la anatomía y función del corazón, y detectan posibles anomalías o trastornos que puedan causar un evento cardiaco. Y es que a pesar de ser un órgano muy fuerte, el corazón se puede ver afectado por numerosas enfermedades, bien congénitas (que aparecen desde el nacimiento) o adquiridas debido a distintos factores, como ciertas enfermedades, tratamientos o hábitos de vida nocivos. Muchos de estos problemas cardiovasculares suelen pasar desapercibidos hasta que ya es demasiado tarde o el corazón nos da un susto, por ello, cuidar de su salud debe ser una prioridad.

¿Qué pruebas incluye el chequeo cardiológico?

En los centros Sanitas te ofrecemos un completo chequeo cardiológico que incluye las siguientes pruebas:

  • Exploración física y elaboración de la historia clínica completa, que incluye todos tus datos de salud relevantes.
  • Evaluación cardiopulmonar:
    • Medición de la presión arterial y pulso.
    • Ecografía cardiológica (eco-cardiograma): permite ver la anatomía y funcionalidad del corazón en movimiento.
    • Prueba de esfuerzo o ergonomía: se monitoriza tu corazón y presión arterial mientras haces ejercicio en una cinta de correr o una bicicleta estática para detectar posibles alteraciones que pueden pasar desapercibidas en reposo.
    • Score cálcico (exclusivamente por indicación del cardiólogo durante la exploración): detecta depósitos de calcio en las arterias coronarias.
    • Electrocardiograma: registra la actividad eléctrica del corazón, permite detectar arritmias y diagnosticar infartos.
    • Test de funcionamiento pulmonar o espirometría: mide la capacidad funcional de los pulmones.
    • Test de Framinghan: indica el riesgo cardiovascular teniendo en cuenta distintas variables, como el sexo, la edad, los hábitos de vida, la presencia de enfermedades como diabetes o de factores de riesgo como el colesterol alto, la hipertensión o el tabaquismo.
  • Cálculo del índice de masa corporal (IMC).
  • Análisis clínicos: incluye hemograma completo, bioquímica, perfil lipídico y análisis de orina.
Chequeos cardiologicos

¿Qué trastornos se pueden detectar con un chequeo cardiológico?

El chequeo cardiológico está especialmente diseñado para detectar los trastornos cardiovasculares y factores de riesgo más frecuentes. Algunas de estas alteraciones son las arritmias, hipertensión, niveles altos de colesterol, aterosclerosis y problemas anatómicos del corazón.

¿A partir de qué edad es conveniente hacerse un chequeo cardiológico?

Todos los adultos sanos de 45-50 deberían someterse a pruebas para el control del riesgo cardiovascular al menos una vez al año, especialmente si ya cuentan con factores de riesgo, como hipertensión, colesterol elevado, sobrepeso o diabetes. En el caso de las mujeres, es recomendable controlar estrechamente la salud del corazón durante el periodo menopáusico. Además, las personas que se inicien en actividades deportivas muy demandantes para el corazón, como el running, deberían realizar una prueba de esfuerzo para conocer la salud de su corazón, independientemente de su edad.

Precio chequeo cardiológico

Los centros especializados de Sanitas ofrecen reconocimientos médicos preventivos adaptados a todos los bolsillos. El coste aproximado del chequeo cardiológico es desde 275 €.

Centros recomendados de Sanitas para chequeos cardiológicos

Sanitas cuenta con una amplia red de centros acreditados con las técnicas más avanzadas y la última tecnología para la realización de chequeos cardiológicos. Un Call Center específico coordina los reconocimientos médicos preventivos y te ayuda a buscar el centro y los horarios que mejor se ajustan a tu ubicación y agenda. Todas las pruebas son coordinadas por un especialista en Medicina Interna y, siempre que sea posible, las pruebas se realizan en un mismo día para evitar múltiples desplazamientos.

PREGUNTAS SOBRE LOS CHEQUEOS CARDIOLÓGICOS

Es un examen que permite analizar la respuesta cardiovascular a un esfuerzo físico, progresivo y estandarizado. En este tipo de chequeo cardiológico se controlan los síntomas, la presión arterial y la frecuencia cardíaca antes, durante y después de una serie de ejercicios.

Los cardiólogos son médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos. Son los encargados de realizar y ordenar todas las pruebas cardiológicas.

  • Reconocimiento general: una entrevista con el paciente para poder elaborar la historia clínica. A continuación le hará una exploración física que permitirá completar la historia médica.
  • Medición de la presión arterial y del pulso.
  • Análisis clínicos: incluye la realización de un hemograma completo, bioquímica y perfil lipídico, y análisis de orina.
  • Cálculo del índice de masa corporal (IMC).
  • Pruebas específicas, como el electrocardiograma y un ecocardiograma. El objetivo de ambas pruebas es ver cómo funciona el corazón en reposo.
  • Prueba de esfuerzo o ergometría: permite estudiar la respuesta cardiaca del corazón cuando se somete a estrés.
  • Ecografía doppler de arterias carótidas: permite detectar la arterioesclerosis en fase incipiente.
  • Evaluación cardiopulmonar.
  • Test de funcionamiento pulmonar o espirometría. Además de conocer el estado del corazón, el médico puede solicitar que se realice una espirometría para medir la capacidad funcional de los pulmones.
  • Test de Framingham. Cuando el médico cardiovascular solicita esta prueba lo hace con el fin de obtener una estimación del riesgo de sufrir ataques del corazón en los próximos 10 años. Se basa en factores claves de riesgo, edad, sexo, niveles de colesterol, presión sanguínea, diabetes y tabaco.
  • Pruebas radiológicas, que pueden incluir la exploración radiológica del tórax.

Load More

Lee más sobre chequeos cardiológicos