Ante ciertas agresiones, como las infecciones oculares se puede producir una opacidad de la córnea, es decir, la córnea puede perder su transparencia y volverse opaca, lo que hace que la visión se vea afectada en mayor o menor medida dependiendo de donde se localice dicha opacidad.

¿Por qué es tan importante la córnea?

La córnea es una estructura del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del ojo y protege el iris y el cristalino. Cualquier alteración puede dar lugar a una opacidad de la córnea que, si se establece de forma grave, pueden surgir problemas de pérdida de visión.

 Las lesiones en la córnea son la cuarta causa principal de ceguera

Las lesiones en la córnea son la cuarta causa principal de ceguera, después del glaucoma, de las cataratas y de la degeneración macular asociada a la edad, también conocida como DMAE.

La función principal de la córnea

La córnea posee propiedades ópticas de refracción, para garantizar su función, esta debe ser transparente y mantener una curvatura adecuada.

La córnea es la encargada de proteger el ojo del polvo, de los agentes infecciosos externos, de los rayos ultravioleta y de otras sustancias extrañas que, cuando aparecen lesiones en la córnea, afectan en mayor o en menor medida a la visión.

La córnea es la encargada de proteger el ojo de los agentes infecciosos externos

Síntomas de la opacidad de la córnea

Así, según la causa, los daños producidos por la opacidad de la córnea pueden manifestarse de la siguiente forma:

  • Visión borrosa.
  • Pérdida de visión.
  • Zona nublada en la córnea.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Irritación, enrojecimiento o inflamación de los tejidos del ojo y de los párpados.
  • Lagrimeo excesivo
  • Irritación y picor

Ponte en manos de un especialista en córnea

Ante estos síntomas, es recomendable acudir a un oftalmólogo especialista en córnea para que valore nuestro caso y descubra porqué se ha producido esa opacidad de la córnea que nos dificulta la visión.

Las lesiones superficiales de la córnea como las úlceras corneales, se suelen regenerar rápidamente,sin embargo, las lesiones más profundas, si no se tratan por un especialista en córnea cuando empezamos a tener molestias en el ojo, pueden provocar problemas graves de visión.

La prevención es la mejor forma de evitar los problemas de visión.

Recomendaciones ante una posible lesión en la córnea

Para no dañar el ojo, se recomienda tener especial cuidado ante cualquier actividad que hagamos, por ejemplo bricolaje, debemos protegernos los ojos con unas gafas especiales para evitar que el polvo produzca una agresión en la córnea, o que los productos químicos u otras sustancias que utilicemos dañen nuestros ojos.

Si utilizas lentes de contacto, debes ser muy cuidadoso en la limpieza, ya que la conjuntivitis puede llegar a producirnos opacidad de la córnea.

Tratamiento para la opacidad de la córnea

El tratamiento de la opacidad de la córneaa depende de la causa que lo produzca:

  • Si la causa es por herida, úlcera corneal o de origen infeccioso normalmente se resuelve con colirios.
  • En casos muy extremos, se recurre a la cirugía para eliminar el tejido que ha provocado la opacidad de la córnea, pero una vez más, nos debemos dejar asesorar por un oftalmólogo especialista en córnea, que resolverá el problema teniendo en cuenta nuestra situación y nuestras necesidades.