La miopía en niños se produce a causa de un defecto de refracción o error en el enfoque visual (las imágenes se enfocan por delante de la retina y no sobre ella).

Los niños pequeños no saben si ven bien o no. Por ese motivo es importante que tanto los padres como los maestros estén muy atentos a cualquier señal o síntoma de que el niño no ve bien y se.

La miopía en niños

El ojo miope es un ojo que crece en exceso, de manera que no consigue un  enfoque adecuado.

 

La miopía aumenta especialmente durante  la niñez y la adolescencia y en uno de cada diez miopes la miopía crecerá por encima de las 6 dioptrías, la llamada miopía magna, que  es una de las mayores causas de patologías (como el desprendimiento de retina y la retinopatía miópica) y discapacidades visuales.

Las señales de la  la miopía en niños

  • Que se queje de dolor de cabeza.
  • Que se acerque demasiado al televisor o a la pizarra,
  • Que achine los ojos, suelen ser indicadores de una mala agudeza visual.

Origen de la miopía en niños

La miopía en niños  en ocasiones puede tener un origen herediatrio por lo que si uno de los padres es miope es recomendable una revisión de la vista del niño antes de los cuatro años, y luego un seguimiento anual, aunque no tenga ningún síntoma.

La miopía en niños puede diagnosticarse alrededor de los 5 o 6 años y el período clave en el que la miopía crece es entre los 7 y los 17 años: en estos 10  años es cuando tenemos  la única  posibilidad de intervenir en este proceso. Muchos  padres desconocen que la miopía infantil, si no se controla y supervisa, puede aumentar y derivar en una serie de problemas de visión.