Herpes genital. El más frecuente está causado por el virus herpes tipo 2 que produce lesiones en los órganos genitales. Se transmite por vía sexual y se detecta mediante un análisis de sangre.