Aunque muchas mujeres sueñan con tener una talla de sujetador que supera los dos dígitos, en algunas ocasiones los pechos grandes pueden tener consecuencias negativas para la salud, donde la espalda es la que más sufre.

Origen del dolor de espalda

Hay que tener en cuenta que la primera parte de la columna vertebral es la que sostiene lo que se denomina caja torácica, donde en la parte externa se sitúan las mamas. Si se tienen pechos grandes, la columna tiene que soportar un peso excesivo, lo que hace que aparezca el dolor de espalda.

Si además a esto le sumamos las malas posturas, estar varias horas sentada frente al ordenador con la misma postura y no hacer ejercicios para fortalecer la columna vertebral, el dolor es casi una constante.

¿Cómo aliviar el dolor de espalda?

Fortalecer la columna vertebral

Por eso, una de las primeras medidas que tienen que tomar las mujeres con  pechos grandes es fortalecer su columna vertebral para intentar amortiguar el exceso de peso con una estructura muscular fuerte.

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos las mujeres con  pechos grandes tienden a encorvarse, eso hace que se adquiera una mala postura y perjudique aún más la columna vertebral.

Elige bien el sujetador

Es clave que el pecho esté bien sujeto y que distribuya el peso. Dependiendo de si tu espalda es más o menos ancha, podrás optar por un modelo u otro. Existe una multitud de modelos y tipos que se pueden adaptar a tus necesidades. Acude a un buen centro que te asesore y te guíe en tu elección.

Haz fisioterapia y ejercicio

Trabajar una buena postura es clave para evitar problemas mayores. Para eso es necesario que te dirijan en esa higiene postural y hagas los ejercicios adecuados y adaptados a tus necesidades específicas. Debes seguir una tabla de ejercicios de forma individual para corregir tu problema.

Baja de peso

El pecho es una de las partes del cuerpo donde más pueden repercutir los kilos de más. Evítalos y fomenta el ejercicio. Además de ser bueno para tu peso, es bueno para fortalecer tu espalda.

Cirugía de reducción de pecho

Si no consigues controlar el dolor con las pautas comentadas, es recomendable que consultes sobre la necesidad de una reducción de pechos grandes.